La implementación del IoT en la empresa partiendo desde su fase de desarrollo hasta su aplicación supone para los CISOs un reto en su día a día. Dada la complejidad generalizada en su gobierno y gestión, los requisitos de seguridad del IoT redibujarán y expandirán los desafíos del CISO en las tecnologías y los servicios que éste le exige. El desconocimiento generalizado en seguridad representa el 35% de los casos que provocan la no adopción del IoT en las empresas.

Pero a pesar de ello, el IoT se postula como un fenómeno de futuro y una miríada de casos son los que hoy en día podemos ver, desde hogares y automóviles conectados hasta dispositivos wereables equipados con sensores que los equipamientos médicos recopilan y analizan. Los dispositivos inteligentes conectados que proveen información, estados de cambios y de entornos están teniendo un gran incremento en el uso de los sistemas OT así como en la automatización industrial (industrial IoT).

Los endpoints de IoT se extienden a través de todo el perímetro (y terceras partes) a dispositivos, clientes y sensores tecnológicos controlados externamente que desafían a la administración de seguridad de protección por capas tradicional. En el informe de seguridad y riesgo para 2020 de Gartner, menciona que la tendencia es que el eje se mueva en base a la empresa y en el individuo. Securizar el IoT por tanto impacta en ambos, ya que tan solo un compromiso de seguridad afectaría a millones de dispositivos y en consecuencia a sus usuarios, significando así un impacto demoledor para todos los entornos.

Informe de Gartner y OpenCloud

El informe de Gartner y OpenCloud “Qué significa proteger el IoT para los CISOs” es un recurso de conocimiento de lectura recomendada para los profesionales responsables de la ciberseguridad en la organización y que puede emplearse como un útil manual de ayuda.